Piura es un departamento costero del Perú, situado al noroeste del país, colindando con Tumbes. La ciudad de Piura es una de las más antiguas del país, fundada por Francisco Pizarro el 15 de agosto de 1532, a la llegada de la colonización española. Sin embargo, la historia de Piura da testimonio de un pasado aún más fascinante, acunando civilizaciones pre Incas desde miles de años atrás.

piura

El Cacao

El cacao de Piura tiene un sabor inconfundible, ya que al trabajarlo como chocolate mantiene su frescura y un tono dulce a frutos rojos. Incluso agricultores de otras zonas como nuestros amigos Leodan y Pilar, de San Martín (con quienes trabajamos en el campo y en nuestra planta) expresaron su sorpresa: “sabe a fresa”, nos dijeron. Pero luego de comparar el sabor con el de otros frutos rojos, coincidieron en que su paladar estaba descubriendo nuevos sabores.

La Comunidad

La comunidad agricultora de Piura con la que trabajamos en AMAZ, resalta por su conocimiento técnico, especialmente en los procesos de fermentación del cacao (post-cosecha). Estas habilidades han sido perfeccionadas al transmitir el conocimiento de generación en generación.

shutterstock_128330927

Durante nuestro período de convivencia con la comunidad, descubrimos muchos de los “por qués” de su metodología de trabajo. Por ejemplo, Sixto, uno de los agricultores que lleva la batuta en la comunidad, nos comentó que parte del conocimiento se refuerza con la ayuda de las capacitaciones técnicas que han recibido a través de los años, pero que lo importante es tener claras las reglas y trabajar sin dudar en tu talento.

En el momento de la venta, el cacao es valorado por puntos y los agricultores de Piura están muy conscientes de que su trabajo debe ser disciplinado, para poder obtener el mejor producto y venderlo al mejor precio a los distintos compradores interesados. No todos cuentan con parcelas grandes y la venta de un producto Premium es lo que garantiza su economía.

cacao-piu

Las familias de la zona están involucradas por completo en los procesos de producción, y es vital que los campos se mantengan activos, porque de eso depende su canasta familiar.

La cosecha es un momento de mucho esfuerzo físico ¡y reflejos! En Piura, algunos cacaos están tan en su punto que se desprenden del árbol cayendo como pequeñas bombas al suelo. Hay que estar constantemente atentos para no ser golpeados por un fruto y terminar cubierto de baba de cacao.

También es muy importante tomar en cuenta la técnica al momento de la cosecha: si se corta un fruto de manera inadecuada, se puede dañar el árbol y dejar la zona inhabilitada para producir más cacao.

Los hombres de la comunidad son los encargados de la cosecha. Las mujeres, en cambio, se reúnen en la parcela para el quiebre de las mazorcas, sentándose en torno a los frutos cosechados y aprovechando el espacio para conversar y contar historias.
Mientras participábamos del quiebre de la cosecha en Piura, nos contaron hasta historias de fantasmas.